Todo empieza contigo

¿Sabías que cuando reciclas botellas de plástico usadas se pueden convertir en nuevas botellas o en otros objetos útiles? Todo empieza cuando realizas el sencillo acto de depositar las botellas usadas en el contenedor de reciclaje. A partir de ahí, las botellas son recogidas de los hogares, empresas y otros lugares de reciclaje. Las botellas de plástico se separan de los demás objetos que hay en los contenedores de reciclaje y se clasifican por el tipo de plástico. Las botellas se limpian para quitar cualquier líquido o resto, y luego se muelen y se trituran en copos cuando se funden y se convierten en pequeñas bolitas o gránulos. Luego esos gránulos se agrupan para que puedan utilizarse para fabricar botellas nuevas u otros productos. La compañía de reciclaje de Plastipak, Clean Tech, facilita nuestro sistema de reciclaje botella a botella gracias a su innovadora tecnología.

Este proceso de “reciclaje botella a botella” tiene su comienzo con las botellas de plástico que utilizamos cada día. Estas botellas están hechas de un material llamado tereftalato de polietileno (PET), que con los años se ha convertido en el material más utilizado para envases de bebidas en el mundo entero. Las botellas de plástico son livianas y fáciles de sostener, pero también son resistentes y difíciles de romper, y por eso constituyen el envase perfecto para todo tipo de líquidos, desde tus refrescos favoritos hasta los limpiadores domésticos.

Reciclar Cuenta (Recycling Counts™), en casa y en la comunidad. Únete al programa de reciclaje doméstico de tu área para participar. Deposita las botellas de plástico usadas en el contenedor de reciclaje. Así se empieza a cumplir nuestra consigna “¡El Reciclaje Repetido Vale la Pena!” (Recycling Worth Repeating!™).