Formas de reciclar: reciclaje doméstico o de entrega en un punto limpio

Hay muchas formas de reciclar dependiendo de dónde vivas y de las posibilidades que te ofrezca tu ayuntamiento o autoridad local. Vamos a explorar dos formas habituales de reciclar: el reciclaje doméstico y el reciclaje de entrega en un punto limpio.

El reciclaje doméstico es un servicio que se brinda a los hogares. Los residentes colocan los materiales reciclables en carros con ruedas o contenedores de reciclaje, que luego se colocan en la calle o en la acera para su recolección recurrente. Según el “2020 State of Curbside Recycling Report” (Informe sobre el estado del reciclaje doméstico 2020), elaborado por The Recycling Partnership, se recolectaron 11,9 millones de toneladas a través del reciclaje doméstico en EE. UU.

Por otro lado, el reciclaje de entrega se refiere a que los residentes entregan artículos reciclables en un sitio de reciclaje o punto limpio. Esta es una utilidad para los residentes que no pueden recibir los servicios de la ciudad o ayuntamiento. Los centros de entrega o puntos limpios proporcionan un valioso servicio que ofrece oportunidades de reciclaje de forma cómoda y a costo asequible, especialmente en las áreas rurales. También es una forma de que los residentes puedan reciclar entre recolecciones de residuos domésticos.

Ponte en contacto con tu autoridad local para informarte sobre el reciclaje en tu área. Así se empieza a cumplir nuestra consigna “¡El Reciclaje Repetido Vale la Pena!” (Recycling Worth Repeating!™).

Fuente: https://recyclingpartnership.org/